Procesos de Pasteurización de La Leche

La pasterización es un proceso similar a lo que sucede con el agua que no ha sido procesada o hervida.

Dicho proceso se basa en someter el producto a distintas temperaturas por un tiempo indeterminado, logrando así destruir todos los patógenos encontrados en la leche natural, y evitando que se degrade.

En Electrofrio conocemos la importancia de este proceso a la perfección, al igual que lo fundamental que resulta la cadena de frío en el mismo. Sin una forma de conservar la leche ya pasteurizada, todo el trabajo es desperdiciado, por esto es que las cámaras de frio resultan tan útiles en la conservación. ¿Qué más se necesita conocer?

Los procesos de pasteurización existentes

La pasteurización no es algo que solo se aplica a las leches para hacerlas digeribles, y es que existen tres tipos distintos de pasteurización, cada una con sus métodos y objetivos aplicables.

Proceso HTST

Este es utilizado únicamente en el caso de cerveza, zumos de frutas, leche y alimentos líquidos varios. Siendo el más práctico y fácil de todos, basta con calentar el producto por un corto periodo de tiempo, 72ºC durante 15 segundos a 20 segundos aproximadamente, eliminando las bacterias gracias al calor constante. Dentro de este mismo proceso hay dos variaciones, batch y flujo continuo.

  • Batch es calentar el líquido en un recipiente estanco.
  • Mientras que el flujo continuo requiere hacer que el líquido circule entre dos placas de metal, las cuales intercambiarán calor y lo traspasaran al producto.

Proceso UHT

Similar al proceso HTST, pero esta vez los líquidos se calientan a una temperatura mucho más alta, pero por menos tiempo, 138ºC por tan solo 2 segundos. Ideal para productos ácidos como frutas, y uno de los procesos más usados por su rapidez y eficacia.

Proceso VAT

O también conocida como pasteurización lenta, principalmente aplicado en el caso de la leche, y trabajando con grandes cantidades de esta. Ella es calentada a una temperatura de 63ºC por treinta minutos continuos, después se deja reposar por 24 horas para comenzar a envasar el producto.

Equipos para mantener fría a la leche

El principal equipo para mantener la leche refrigerada es el tanque refrigerante. Utilizado en la mayoría de las granjas y fábricas para enfriar y almacenar leche. Estos se encuentran hechos de acero inoxidable y están equipados con evaporadores acoplados en su fondo, además de estar cubiertos por una capa de aislamiento térmico.

Pero estos no serían lo mismo de no ser por las unidades condensadoras para tanques enfriadores de leche. Una pieza fundamental que se encarga de proveer al tanque con aire frío constantemente para conservar la leche. Y en Electrofrio trabajamos con estas unidades.

En Electrofio disponemos de expertos en el tema y personal capacitado para ayudarte con tu selección. Para más información contáctanos en los siguientes teléfonos:

Leave a Comment